El portavoz del Grupo Municipal Popular Santiago Serrano ha asegurado que el Pleno ha constatado “el ridículo del PSOE al defender el impuestazo al agua y recular después”, como se ha evidenciado en el Pleno ordinario del mes de marzo.

La proposición del Grupo Municipal Popular para reclamar la supresión del nuevo impuesto y las subidas de los cánones de la Ley de Aguas de Castilla-La Mancha ha sido rechazada por el PSOE.

El PSOE, por su parte, ha presentado una moción de urgencia para apoyar la decisión del Gobierno de Castilla-La Mancha dada a conocer el 30 de marzo de 2022 de suspender por tiempo indefinido la obligación europea establecida en la Directiva Marco del Agua de aplicar el Canon Europeo del Agua, que se ha aprobado con los votos del PSOE, de Vox y Ciudadanos. La edil no adscrita se ha abstenido y el PP ha votado en contra.

En su intervención en sesión plenaria, Santiago Serrano ha explicado que el PP hubiera dado el voto favorable a la suspensión que planteaba el PSOE en su moción “si los socialistas hubiesen apoyado la supresión que el PP solicitaba en la que hemos presentado”, y lo que esperamos es que “Page cumpla y materialice la eliminación de este impuestazo”.

Por otra parte, el portavoz ha calificado de “hito” que el PP de Castilla- La Mancha con Paco Núñez a la cabeza “haya conseguido que Page de una vez por todas se dé de bruces con la realidad diaria de familias y empresas que ya le habían dicho que no estaban dispuestos a soportar un nuevo impuesto al agua”.

Para el portavoz se trata de una “mal llamada” Ley del Agua que salió adelante el 17 de febrero en las Cortes regionales con los únicos votos del PSOE, y que en realidad “es una ley de tributos del agua” que imponía un “mal llamado” canon medioambiental y que incrementaba las tasas derivadas de los cánones de aducción y depuración.

“Ha sido gracias a la acción política del PP y a la concentración que se convocó ayer para el próximo lunes frente la Palacio de Fuensalida para mostrar el rechazo al nuevo impuesto en la región, que Page ha entrado en razón”, y por eso ha anunciado que suspenderá este impuesto, algo, que no obstante, tiene que explicar y ejecutar en las Cortes.

El PSOE en las pasadas semanas “ha intentado justificar lo injustificable”, al decir que este impuesto tenía una carga fiscal muy pequeña, algo que Serrano ha desmentido, ya que el incremento del recibo del agua en hogares podría rondar los cien euros, y en las empresas, dependiendo del sector, entre 200 y miles de euros. Por lo tanto, la ley venía a “engrosar las arcas de la región, y a calmar esa voracidad fiscal del gobierno de Page que preveía un incremento en la recaudación de más de 70 millones de euros”.

Por eso, el portavoz ha reiterado que han sido las denuncias constantes de Paco Núñez, y de alcaldes y portavoces los que han conseguido “poner negro sobre blanco lo que era esta mal llamada Ley de Aguas”, que sólo venía a aumentar la carga fiscal de los castellanomanchegos.

Además, Santiago Serrano ha indicado que esta Ley de Aguas “es única y exclusivamente de Page y no de Europa como pretende hacer creer el PSOE”. Por eso, ha explicado que la Directiva Marco del Agua lleva aprobada desde el año 2000, “y si esto fuese una obligación ya llevaría en vigor mucho tiempo”.

Serrano ha recordado que la recuperación de costes que sí se prevé en la directiva, “ya estaba prevista en el caso de la región en la Ley 12/2002 reguladora del ciclo integral del agua”, que incorporaba los cánones de aducción y depuración “que ahora pretendía subir Page con esta mal llamada Ley de Agua”, sin olvidar los cánones de regulación de control de vertidos y las tasas locales de abastecimiento y saneamiento. Por lo tanto, Castilla-La Mancha tenía un marco jurídico armado para dar cumplimento a la directiva europea y queda demostrado que la Ley de Aguas de Page “lo único que perseguía era aumentar la presión fiscal de los ciudadanos e incrementar las arcas de Page”.

Finalmente Santiago Serrano ha pedido a los socialistas que se sumen al Plan de Reducción Fiscal que el PP ha presentado en las Cortes, dado el incremento descontrolado de los precios que se debe solventar “con una bajada de impuestos”, y por eso, el Partido Popular reclama a Page que baje el IRPF, que suprima el impuesto de Sucesiones y Donaciones y que rebaje el de Actos Jurídicos Documentados, entre otros.

RESTO DEL PLENO

La proposición de la Concejala no adscrita para que el Ayuntamiento de Talavera de la Reina muestre su apoyo a los trabajadores autónomos e inste al Gobierno central para que adopte medidas que beneficien al colectivo ha sido aprobada por unanimidad.

La proposición del Grupo Municipal Vox para acordar la instalación de hidrantes contra incendios se ha rechazado con los votos del PSOE.

La proposición del Grupo Municipal Vox para acordar la renovación y mantenimiento del mobiliario urbano de madera se ha rechazado con la mayoría del PSOE. El resto de grupos, ha votado a favor.