El presidente del Partido Popular, Gonzalo Lago, junto con el vicepresidente provincial, Jaime Ramos, y el secretario general del PP de Talavera, José Julián Gregorio, se reunieron recientemente con José Antonio Arbeloa, presidente de Fepemta (Federación Empresarial Talaverana) para mostrarle su opinión sobre la situación actual de Talavera, y conocer las inquietudes y preocupaciones de los empresarios, los autónomos y las pymes.

Los dirigentes populares dejaron clara su intención de trabajar junto a los empresarios para perseguir un objetivo común como la reactivación económica de la ciudad, ya que la creación de empleo es la primera preocupación de los talaveranos y también coincide con el principal objetivo a lograr entre los empresarios de la zona y del Partido Popular. 

Lago hizo llegar al representante de los empresarios sus inquietudes para que comprendan que Talavera debe ser nodo logístico con centro logístico intermodal porque crearán miles de empleos directos e indirectos que son muy necesarios dada la elevada tasa de desempleo que registra la ciudad y la comarca. 

Además, el presidente del PP puso de manifiesto la postura del partido sobre la actitud de Barreda en los presupuestos nacionales y regionales, donde Talavera no ha salido bien parada; «ha sido relegada a segundo plano a pesar de ser una de las ciudades con más población de Castilla-La Mancha». 

El Partido Popular y la Federación Empresarial Talaverana coincidieron en que la llegada de la Alta Velocidad «es fundamental para el presente y el futuro de Talavera», así como que se desarrollen el resto de infraestructuras. 

Gonzalo Lago añadió que en el Partido Popular «no nos resignamos a la situación actual por la que pasa Talavera» y especificó que todos los miembros del partido van a trabajar en la búsqueda de soluciones para que se produzca un cambio en la tendencia negativa de los últimos años. 

Los miembros del PP y la Federación seguirán manteniendo reuniones periódicas así como también continuarán manteniendo contacto con el resto de asociaciones y colectivos talaveranos, con el fin de conocer de primera mano sus preocupaciones y con la ilusión «de que se produzca un cambio en nuestra ciudad que augure un fututo mejor», aseguró Gonzalo Lago.