El viceportavoz del Grupo Municipal Popular, José Julián Gregorio, exigió hoy al alcalde, José Francisco Rivas, que reconsidere su postura “ante el clamor popular” por la falta de aparcamientos públicos que tiene la ciudad, una decisión llevada a cabo con “alevosía y mala fe” que se ha topado de cerca con el rechazo de los talaveranos a pagar por lo que ya es suyo.

Gregorio se refirió al desgaste del alcalde, que ha llegado a reconocer no poder solucionar los problemas de la ciudad, y le aconsejó que ponga en práctica lo mismo que van a aprender los escolares en el nuevo Centro de Educación Vial de Ronda del Cañillo: ante una calle cortada se debe dar marcha atrás por el bien de la ciudad. «El Partido Popular rechaza la política de la porra y el aquí mando yo sobre los aparcamientos públicos».

«Don erre que erre» no hace caso a ningún sector social talaverano que piden plazas públicas para estacionar con tranquilidad sin que sangren sus bolsillos, y ya está bien de que el alcalde y el concejal de Economía «estrellen la ciudad contra el muro dictatorial de sus decisiones».

El viceportavoz insistió en que el equipo de Gobierno debe reconsiderar su política de complicar la vida a los ciudadanos, cuando los talaveranos ya han dado ofrecido su veredicto: «no a su política de aparcamientos sólo de pago».

Gregorio explicó que el pasado 5 de noviembre mientras el presidente de la Junta, José María Barreda, realizaba junto con el alcalde actos para su propia promoción, en el recinto ferial, un espacio libre de tarifas, se llegaba a la cifra récord de 415 coches aparcados gratuitamente. «Esta es la voz de la ciudad que el alcalde impotente, don erre que erre y el concejal de desempleo no quieren escuchar»

José Julián Gregorio solicitó al alcalde y «a su protegido» que abandonen su política impositiva de hacer pagar a todos y que escuchen a las asociaciones, a los vecinos y al Partido Popular, «que han demostrado tener más sensibilidad por Talavera que el equipo de Gobierno del ordeno y mando». 

El viceportavoz lamentó que se hayan suprimido plazas gratuitas cerca del centro de la ciudad, lo que es un impedimento para la actividad económica de nuestros comercios. «La última desamortización de plazas exentas de pago la hemos visto en la Plaza de Villatoya, en cuyo lugar se han puesto unos bancos» que restan espacio a los conductores del casco.

Numerosos vecinos y comerciantes de San Jerónimo ya han mostrado al PP su descontento por esta medida, mientras que el equipo de Gobierno continúa gravando el bolsillo de los talaveranos sin atender sus sugerencias que posteriormente se transforman en quejas.

Gregorio recordó que el PP llevó una moción a Pleno para llevar a cabo un proyecto de aparcamientos en el terreno expropiado de la Corredera del Cristo que fue rechazado por los socialistas, empeñados en «desactivar» el desarrollo comercial en la zona. También prometieron unos jardines que ahora brillan por su ausencia.

El PP propone que se realice un estudio para establecer estacionamientos gratuitos y rotatorios en los barrios donde se potencien los que estén cercanos a áreas comerciales, también solicita al equipo de Gobierno un número de plazas gratuitas y rotatorias en la nueva Estación de Autobuses, que podría ser el resultado como compensación del retraso en la apertura de la misma. 

El cambio de titularidad del aparcamiento de Ronda del Cañillo es otra de las peticiones del PP. Para que pase a ser de nuevo gratuito, así como que se lleve a cabo un estudio que rebele dónde se ubican contenedores que con las obras del Plan E han eliminado aparcamientos.

Gregorio solicitó a los socialistas que consideren su petición de bajar el precio de la ORA para hacer más fácil la salida a la calle a todas los talaveranos que sufren las inclemencias de la crisis, ya que parece que el único afán de los socialistas es recaudar con tasas los bolsillos de los ciudadanos