El portavoz del Grupo Municipal Popular, Gonzalo Lago, felicitó hoy a los talaveranos por haber salido a la calle a apoyar a las Mondas en su primer año como fiesta declarada de Interés Turístico Nacional, sin embargo, aseguró que lo que ha fallado un año más ha sido el protocolo tanto en el cortejo como en las ofrendas en la Basílica de Nuestra Señora del Prado.

«El equipo de Gobierno desconoce el protocolo» y ha quedado patente que no lo hizo bien. Lago argumentó que los miembros del Partido Popular cerraban el cortejo porque «nadie esperó a la presidenta regional María Dolores Cospedal» cuando se puso en marcha, y los integrantes del Grupo Municipal Popular y alcaldes del partido «prefirieron esperar a la presidenta y agradecer a los talaveranos que salieran a la calle». 

El responsable popular calificó de «francamente mejorable» el protocolo de la Basílica, ya que alcaldes e invitados «se peleaban por tener un sitio donde sentarse». Por el contrario, se deberían haber reservado sitios para representantes políticos, invitados, militares y asociaciones. 

Gonzalo Lago recordó que no sólo cargos del Partido Popular permanecieron de pie, sino también del PSOE «y no es de recibo que un invitado por este Ayuntamiento para disfrutar de las Mondas quede postergado de pie en un rincón de la Basílica».

El portavoz sostiene que «José Francisco Rivas y su equipo de Gobierno quieren politizar algo que a conciencia conocen que hicieron mal», cuando el cortejo debería haber estado alejado de cualquier signo político porque es una fiesta donde tienen cabida todos los representantes de los talaveranos y castellanomanchegos, sean del partido que sean.

Lago aseguró que espera que para el año que viene el equipo de Gobierno socialista tome en consideración las opiniones del Grupo Municipal Popular «por el respeto que se debe tener a todos los que nos visitan».