El Partido Popular denunció hoy la “pésima iluminación” de algunas de las calles más céntricas e importantes de la ciudad, que está provocando una situación de peligro e inseguridad entre los viandantes por su temor a circular por ser atropellados. Desde el PP se puso de manifiesto que la calle Capitán Cortés en un tramo de más de 200 metros desde la Plaza de España “la oscuridad lo invade todo”, dejando impracticable una de las arterias principales de Talavera que comunica el centro comercial con algunas de las zonas más pobladas del municipio como son bloques de cajas de ahorro, el barrio de la Solana y la carretera de San Román que conecta don las urbanizaciones de Montecarlo y Prado del Arca.

Desde el partido se insistió en que los peatones no se atreven a pasar por los pasos de cebra «por miedo a ser atropellados en la oscuridad». Los edificios colindantes tampoco están iluminados como se merece, el cuartel de la Guardia Civil aparece abandonado, como si no tuviera protección, sólo el asilo, recién construido, ayuda a transitar por allí.

El Partido Popular denunció el temor que supone conducir por la calle Capitán Cortés ya que algunos coches circulan con las luces de largo alcance con el peligro que implica para conductores y peatones; «todo el entorno se asemeja a una zona cero» puesto que está junto a Pío XII, una calle saturada por molestas obras.

Las farolas que se ubican en la calle aparecen tapadas «casi completamente por los árboles» y se centran en la parte del edificio de la Guardia Civil, con lo que deja sin luz «ni en la calzada ni en la acera de enfrente».

La situación de abandono y desprotección para los vecinos se agrava aún más porque en la larga acera del asilo «no hay ni una sola farola» del Ayuntamiento, lo que redunda en la inseguridad de los peatones que caminan a oscuras y con miedo. A esto se añade que los talaveranos cruzan la calle por un paso que se ha suprimido recientemente, pero la oscuridad hace que los viandantes intenten pasar por allí confundidos, con el peligro de ser atropellados.

El PP culpó al equipo de Gobierno socialista de estas graves deficiencias que registra la ciudad que han sumido a calles céntricas en la oscuridad y el abandono total. «El PSOE hace difícil lo que es fácil» y se empeña en convertir en inseguras zonas que no deberían serlo al exponer al riesgo de atropellos a los cientos de personas que pasan por la calle Capitán Cortés.

La calle es sólo un ejemplo más de la desidia socialista en cuestiones de seguridad y evidencia el abandono del equipo de Gobierno, «presidido por un alcalde insensible a las insuficiencias y de la ciudad».

El partido exigió al alcalde, José Francisco Rivas, que realice un estudio de los puntos de la ciudad en los que la iluminación «es nula o insuficiente» para evitar males mayores en un futuro.