El viceportavoz del Grupo Municipal Popular, José Julián Gregorio preguntó hoy al alcalde, José Francisco Rivas, por el paradero del nuevo coche oficial que le costó a todos los talaveranos 50.000 euros, y que desde que lo adquirió no lo utiliza para sus desplazamientos por la ciudad “como si quisiera ocultar ese nada despreciable gasto en tiempos de crisis”.

«¿Por qué no se ha retirado el coche antiguo con todos los gastos de seguros y mantenimiento que conlleva?», dijo Gregorio que añadió que parece que Rivas «necesita un coche para aparentar que se está en crisis en la ciudad y otro para figurar ante sus primos de partido riqueza».  

Gregorio indicó que en Partido Popular conocen que el vehículo nuevo está  siendo utilizado para los viajes oficiales del alcalde fuera de Talavera. «¿Es que ante sus vecinos quiere esconder la opulencia con la que ha gastado el dinero de todos?» dijo el también concejal, que sugirió que «por el contrario puede ser que los talaveranos no sean merecedores ni dignos de contemplar por nuestra ciudad «su nueva joya». 

El edil lamentó que Rivas haya creado «esta triste situación» que hace ver «que su política está cada vez más alejada de la realidad social y económica de la ciudad» porque desgraciadamente el coche oficial nuevo de 50.000 euros «sólo lo utiliza para aparentar delante de otros alcaldes y no para traer en su maletero propuestas, empresas e inversiones que la Talavera necesita para despegar y sobre todo para erradicar el paro que nos asola». 

José  Julián Gregorio aconsejó al alcalde «fiel seguidor de Zapatero que ha contribuido a que sumir a España en la más profunda crisis»,  que se retire y deje paso a quienes de verdad se preocupan por Talavera de la Reina y sus vecinos. 

El viceportavoz pidió al regidor «que deje esta política de apariencias, de palabras huecas y que vaya a los hechos, dejándose de avergonzar por sus vecinos y trabajando para que, como es su deber,  la esperanza y el futuro vuelvan a Talavera», concluyó.