El alcalde, Jaime Ramos, ha destacado que Talavera se consolida como ciudad turística, gracias a grandes atractivos como el Camino Real de Guadalupe, la pulsera turística o la ruta de los murales “que hace de nuestra ciudad un verdadero museo de cerámica al aire libre”.

Ramos ha participado hoy en la séptima etapa del Camino Real de Guadalupe, que ha partido de la localidad de Navatrasierra y ha finalizado muy cerca de Guadalupe, en la zona de Puente de los Álamos, en la que han participado alrededor de 2.000 personas.

“Este proyecto es una oportunidad en turismo”, ha reseñado Ramos, que ha recordado que es una iniciativa que partió de la asociación de vecinos Fray Hernando “y no hemos dudado en volcarnos”. Para ello, el Ayuntamiento ha colaborado con la señalización de los hitos y con la puesta en marcha de un albergue “que haga que cada vez sean más peregrinos los que nos visiten”.

No obstante, ha pedido la colaboración del resto de administraciones “para que suceda como en Galicia, donde la Xunta realizó una gran campaña para revitalizar el Camino de Santiago; así conseguiremos que por Talavera pasen cada vez más peregrinos”.

Por otra parte, el regidor ha apuntado el incremento de turistas que visitan Talavera, “en los últimos cuatro años hemos crecido un 20  por ciento anual sobre el año anterior, y vamos a seguir apostando por los proyectos que hagan que nuestra ciudad sea cada vez más atractiva”.

Por eso, ha apuntado que se han instalado más de 27.000 azulejos de cerámica “pintados a mano” y que se pueden admirar en murales, jardineras y fuentes, “que son sin duda un gran atractivo para el turista”.

Otro proyecto “que va a hacer que el turismo siga aumentando es la pulsera turística”, con las visitas a la Basílica de Nuestra Señora del Prado, la colegiata de Santa María la Mayor, la iglesia de Santiago y Santa Catalina “que hace que los que nos visiten puedan conocer parte de estos monumentos que hasta ahora no eran visitables, y sin duda es un atractivo más que ofrece Talavera”.

Jaime Ramos ha dicho que la declaración de Conjunto Histórico que los talaveranos consiguieron para el casco, “también es otro incentivo para visitar Talavera”, y ha añadido que seguirá trabajando para mejorar las cifras de turistas “porque son una fuente de riqueza para nuestra ciudad que debe aprovechar aún más el potencial patrimonial que tiene”.