La presidenta del PP de Castilla-La Mancha y secretaria general nacional, Mª Dolores Cospedal; el candidato del PP a la Alcaldía de Talavera de la Reina y presidente local del Partido Popular, Gonzalo Lago, y el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, han asistido la Comisión Interterritorial de Sanidad del PP de Castilla-La Mancha y Comunidad de Madrid que se ha celebrada hoy en la localidad toledana de Illescas.

La presidenta del Partido Popular de Castilla-La Mancha y secretaria general nacional, María Dolores Cospedal, anunció hoy que cuando sea presidenta del Gobierno regional firmará un convenio de colaboración «en condiciones y con todas las garantías con la Comunidad de Madrid para garantizar las prestaciones sanitarias» a todos los castellano manchegos que, por su cercanía a centros hospitalarios o sanitarios de la Comunidad de Madrid, hacen uso de esos servicios de la comunidad vecina.

Cospedal, que clausuró hoy la Comisión Interterritorial de Sanidad del Partido Popular de Castilla-La Mancha y Madrid que se celebró hoy en Illescas, manifestó que «para nosotros lo importante es no estar constantemente criticando al vecino, como lamentablemente hace el Gobierno socialista de José María Barreda, y sí decir que con el vecino se puede colaborar, que cuando vivimos en un país como España que tiene una estructura territorial que es el estado autonómico, las autonomías tienen que servir para hacer más España y no para separar».

La dirigente popular destacó que «las fronteras interiores no son buenas para nadie y, desde luego, en el ámbito sanitario son muy malas, y nosotros queremos que los ciudadanos tengan las mejores garantías y en eso estamos completamente de acuerdo el PP de Castilla-La Mancha y la Comunidad de Madrid, y estamos por la labor de que, cuando el Partido Popular gobierne en la región con la confianza de todos los castellano manchegos, poder firmar un convenio en condiciones y con todas las garantías con la Comunidad de Madrid para garantizar estas prestaciones».

Cospedal basó esta colaboración en «conseguir algo que creemos que es nuestra obligación como gobernantes y como partido político, que es garantizar la igualdad de todos los españoles con independencia del lugar donde vivan y garantizar la igualdad de oportunidades de todos ellos con independencia de su comunidad autónoma de residencia. Esto es por lo que trabaja el Partido Popular de toda España, el de Madrid y el de Castilla-La Mancha, y en ese espíritu estamos hoy aquí».

La presidenta del PP de Castilla-La Mancha recordó que «hay un convenio firmado en el año 2001 que nunca termina de cumplirse ni ser efectivo. Hay muchos castellano manchegos que constantemente se desplazan a la Comunidad de Madrid para recibir prestaciones sanitarias y, lógicamente, la Comunidad de Madrid entiende que esto es bueno y está dispuesta a seguir ofreciendo sus servicios como lo está haciendo y poner a disposición todos los medios, pero también, y con una muy clara idea de lo que hoy es el principio de austeridad, entiende que tiene que haber una reciprocidad. Es decir, que los ciudadanos de Madrid si tienen una mayor cercanía con determinados centros de Castilla-La Mancha puedan ser tratados de la misma manera, pero más todavía que se fundamente esa colaboración en un marco jurídico adecuado que permita saber el coste económico, una mayor rapidez en las prestaciones sanitarias y una colaboración entre profesionales sanitarios que hoy es muy importante».

«Nosotros queremos que los ciudadanos de Castilla-La Mancha -continuó- tengan las mejores prestaciones sanitarias y, por lo tanto, entendemos que es mucho más fácil, por ejemplo, para un ciudadano de Ocaña desplazarse 6 kilómetros para ir al Hospital de Aranjuez, que estar esperando años y años a que se termine de construir el tan deseado Hospital de Toledo, y eso lo entiende cualquier ciudadano».

Asimismo, trasladó que «para el Partido Popular de Castilla-La Mancha lo más importante es que los castellano manchegos, como españoles que tienen que tener derecho a las prestaciones sanitarias como cualquier otro español, tengan las mejores oportunidades y la posibilidad de tener la prestación sanitaria en condiciones de igualdad con otras ciudades. Lo que quiere decir que hay muchos ciudadanos que viven en el corredor de La Sagra o del Henares, por ejemplo, que viven más cerca de centros hospitalarios que pertenecen a la Comunidad de Madrid que de centros hospitalarios o de salud que pertenezcan a la Comunidad de Castilla-La Mancha, y lo importante no es el territorio, sino las personas, lo importante para el Partido Popular son las personas en Castilla-La Mancha, en Madrid y en cualquier sitio de España».

Por otro lado, Cospedal explicó que el Partido Popular de Castilla-La Mancha «tiene una idea clara, que los castellano manchegos tienen que poder acceder al principio de libre elección de médico, que ya impera en Madrid y es un principio que queremos poner en relación y colaboración con la Comunidad de Madrid y aprovechar una serie de experiencias muy importantes que nuestra comunidad vecina ha tenido en este ámbito».