El senador del Partido Popular, Tomás Burgos, valoró hoy los importantes anuncios para la región, que dio a conocer la presidenta de la Junta, María Dolores Cospedal, en el Día de Castilla-La Mancha que acogió Talavera de la Reina, y destacó “la capacidad de la presidenta para dirigir los esfuerzos de todos nosotros para salir de la crisis” durante estos tres años de gobierno.

Burgos, incidió en el “liderazgo” de Cospedal, que en estos años “ha sabido enderezar una situación difícil”, pero tal como expresó en Talavera, “se empieza a abrir un futuro mejor, en el que con ayuda de los castellano-manchegos vamos a consolidar la recuperación”. En ese sentido aseguró que el futuro de Castilla-La Mancha “es empleo, es recuperación económica, es seguridad en la pensiones de nuestros mayores, es educación de calidad para nuestros hijos y es sanidad garantizada para todos”, tal y como dejó claro la presidenta regional.

El senador popular explicó que para el Gobierno de Cospedal es una prioridad atender las necesidades de “aquéllos que peor lo están pasando”; y por eso, dio a conocer anuncios importantes que persiguen el beneficio y bienestar de todos los castellano-manchegos. Burgos se refirió a los avances en sanidad, y recordó la puesta en marcha de siete nuevos quirófanos en varios hospitales de la región, “y uno de ellos en Talavera de la Reina”, así como informó de la creación de trece nuevos centros de salud,  con más de 56 millones de euros de inversión prevista y el Plan Especial de mejora para la atención farmacéutica en residencias de mayores para mejorar tratamientos médicos.

“También es muy importante el VI Plan de Vivienda de Castilla-La Mancha”, dijo el senador que recordó que está dotado con diez millones de euros, y que fue anunciado también el sábado, “que además incluye la aprobación de ayudas dirigidas al alquiler de viviendas para aquellas personas que más lo necesiten”.
El responsable popular puso de manifiesto las buenas noticias que Cospedal anunció “para todos los castellano-manchegos”, y por eso, lamentó que muchos dirigentes del Partido Socialista no asistieran al acto institucional “y dieran las espalda a todos los ciudadanos de la región”.

“Las instituciones deben ser respetadas por todos, por encima de quien las gobierne, y el PSOE no puede ni debe despreciar El Día de Castilla-La Mancha”, ya que a su juicio “es un insulto “para los talaveranos y todos los castellano-manchegos”; y se ausentaron del acto regional “únicamente porque no son ellos los que gobiernan”.  

Así, Burgos dejó claro que el secretario general del Partido Socialista en la región debería colaborar con el Gobierno de Cospedal en todas aquellas medidas que se están abordando  para salir de la crisis de nuestra Región. “Pero es evidente que está más preocupado en la crisis de su partido que por lo que sucede en Castilla-La Mancha, y ya sabemos que la tiene como segunda opción”.

El senador recordó que los dirigentes socialistas “se fueron de manifestación” el sábado, “y debían apostar más  por nuestra tierra,  apoyar su futuro, y estar en un acto institucional en el que participó toda la sociedad regional”. Sin embargo, y dado que no gobiernan “los encontramos detrás de las pancartas y creando problemas en vez de soluciones”. Por eso desde el Partido Popular solicitaron a los miembros del PSOE “que si no quieren ayudar, al menos no estorben”. 

En el Partido Popular Nosotros seguimos junto a los ciudadanos de la región, “intentando que Castilla-La Mancha sea una comunicad puntera en España, en la que crezca el empleo, y los castellano-manchegos podamos tener un futuro de prosperidad”, concluyó.