El diputado regional del PP Emilio Bravo ha dejado claro que tanto Pedro Sánchez como Emiliano García-Page “saben que ha comenzado la cuenta atrás” para un cambio de ciclo “por higiene política y por el bienestar y el futuro de los españoles, los castellano-manchegos y los talaveranos”.

En rueda de prensa ha asegurado que ese cambio ya se ha hecho patente en Andalucía, donde Juanma Moreno ha demostrado que los ciudadanos quieren soluciones y políticos serios y responsables”, como lo son también Alberto Núñez Feijóo y Paco Núñez.

“El cambio va a llegar a todos los municipios de nuestra región que están gobernados por los socialistas”, ha asegurado Bravo, que ha indicado que la mayoría de los ciudadanos de la región “están hartos de mentiras y de pasarlo mal porque no reciben soluciones a sus problemas”.

Lo cierto, ha señalado el diputado, es que los castellano-manchegos “están cansados del radicalismo de Sánchez, que está dividiendo España, y lo hace con el visto bueno de Page”, que ve con buenos ojos que su número dos en el Congreso de los Diputados “apoye y diga todo lo que propone su jefe, aunque sea la división y la ruptura entre los españoles”.

Lo mismo sucede en el Senado, donde los 13 senadores de la región “dijeron que les parecía bien con su voto que se queme la bandera de España y se increpe a Su Majestad el Rey”.

Por eso, los andaluces, lo mismo que la inmensa mayoría de los españoles han dicho al PSOE basta ya”, cuyos líderes como Sánchez o Page se empeñan en decir que “todo está bien”, cuando la realidad es que las familias, los autónomos, los agricultores o los ganaderos españoles atraviesan un mal momento.

“Tenemos la mayor inflación de España”, ha subrayado Bravo, que ha perseverado en la idea de que las familias no llegan a fin de mes o lo hacen en malas condiciones, “pero Page evita un debate tanto en las Cortes como en la televisión pública de Castilla-La Mancha para para debatir y poner de manifiesto la política fiscal de PSOE y PP”.

Para Bravo esa negativa a debatir “demuestra que Page no confía en lo que está haciendo” y sigue siempre con su política de imagen y de promoción, pero los ciudadanos ya no le creen “porque está fuera de la realidad”.

Finalmente, el diputado ha señalado que el PP no puede caer en triunfalismos “y por eso vamos a seguir hasta las elecciones del 2023 ofreciendo soluciones”, que es lo que hace Paco Núñez, que escucha a los castellano-manchegos, “que son a los que nos debemos”.