La portavoz del PP de Castilla-La Mancha y senadora, Carmen Riolobos, ha asegurado esta mañana en Talavera que “el Gobierno regional no está cumpliendo con la obligación de garantizar la salud de los ciudadanos en el caso del brote de legionelosis que está afectando no sólo a la población de Manzanares, sino alarmando a todos los ciudadanos de Castilla-La Mancha”.

Riolobos ha denunciado esta mañana una “cadena de errores garrafales” en el tratamiento de esta crisis sanitaria que van desde “la nefasta gestión política, al descontrol del brote y a la falta de información”, ha señalado la portavoz popular.

Por todo ello la portavoz del PP en Castilla-La Mancha ha exigido la inmediata comparecencia del consejero de Sanidad para que explique a la opinión pública todas las medidas que desde la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla-La Mancha han llevado a cabo para intentar atajar este brote.

Riolobos ha criticado que Page haya tenido una “pasividad temeraria” en este caso que se ha saldado con dos víctimas mortales hasta el momento y ha convertido este caso en un “gravísimo problema de salud pública” con más de 220 afectados.

Riolobos ha pedido también que en su comparecencia el consejero dé explicaciones de cuáles han sido las fuentes del brote, las medidas preventivas que se han dispuesto, así como que informe de las medidas de identificación, control y descontaminación y se presenten los estudios de sanidad ambiental, epidemiológicos y sanitarios.

Riolobos también ha pedido el número real de personas afectadas, ya que los informes que están saliendo a la opinión pública varían estas cifras desde los 220 casos citados por el Gobierno regional a los 270 afectados que han citado desde otros grupos políticos.

Por todo ello Riolobos considera que Page está ofreciendo una imagen nefasta de  incapacidad política y de gestión del Servicio de Sanidad Pública de Castilla-La Mancha y que el consejero debe comparecer de manera inmediata para dar explicaciones e informar sobre este caso.